Spinología, desde 1981

Bienvenid@s al mundo de la spinología, una forma de vida y una profesión especial

Spinologia - In touch va a ser la nueva vía de conexión entre todos los que tienen algún tipo de relación con la spinología. Spinologistas, usuarios de spinología, amigos, familiares y toda aquella persona que desee acercarse a conocer los detalles de esta filosofía de vida y profesión especiales.

Este blog está enlazado a www.spinologia.com


jueves, 25 de noviembre de 2010

Los tiempos que corren


¡De vuelta al trabajo en la red!


Acabo de abrir un centro de spinología en Xátiva, Valencia. ¡Quién me iba a decir a mí que a estas alturas de mi vida profesional (en abril celebro mi 30º aniversario) volvería a involucrarme en la "aventura" de poner en marcha otro centro.


Quiero compartir con todos vosotros, y en especial con los estudiantes de la escuela, las sensaciones que todo esto me provoca. Es como un rejuvenecimiento. Estoy haciendo cosas para promocionarme que hace más de 25 años que no había hecho.


Por ejemplo, entrar en el horno donde soloemos comprar pan y croissants, y preguntarle a la dueña si puedo dejarle unas postales de mi nuevo centro de spinología. Lo siguiente en este sencillo proceso es que me pregunten: "¿un centro de qué me has dicho?" A continuación ya hemos entablado una conversación corta pero intensa en la que trato de explicarle, o mejor dicho, de despertar su curiosidad por la spinología.


Al día siguiente, la misma señora ya me comenta que si esto que yo hago es bueno para lo que tiene su marido, tras tantos años de hornero.


El siguiente paso es sentarnos en mi centro alrededor de mi despacho, con mi libro de primera visita, con mi modelo de columna vertebral y entablar un diálogo que nos va a llevar a que esa persona, y a ser posible toda su familia, comience a cuidarse regularmente recibiendo mis servicios.


¡Dios, que profesión la mía!


sábado, 31 de julio de 2010

A vueltas con la pregunta: "¿Qué diferencia hay entre la spinología y la quiropráctica?"
Siempre que estamos en actos promocionales como Festiva, Biocultura, Exposalud, etc. nos encontramos con la famosa pregunta. Digo "nos" porque al igual que nos la hacen a los spinologistas se la plantean a los miembros del stand de quiroprácticos. En las dos últimas ocasiones que hemos coincidido hemos consensuado referir a la persona al stand correspondiente.
De todas formas, me gustaría entrar en algunos detalles que sé que al lector le van a servir para comprender mejor nuestra supuesta relación.
La verdad es que relación sí que tenemos, por lo menos de origen, lo que ocurre es que la evolución de las respectivas profesiones ha sido muy diferente.
La profesión de la Spinología se fragua en la mente de uno de los doctores en quiropráctica más carismáticos de la historia. Son los finales de los ´70. Reggie Gold, que ya promulgaba una quiropráctica (straight chiropracic) para todos y no solo para gente con problemas de espalda, decide dar un giro decisivo a su carrera y funda la profesión de Spinología en 1979.
Para muchos fue algo así como un desafío o una traición; para los que entendían el concepto de ajustarse la columna como mantenimiento y no como terapia, fue una evolución lógica.
Muchos amigos y colegas de Reggie deciden respaldarle, e incluso dan clases en la primera escuela de spinología en Filadelfia (Ver capítulo "Historia" en la web de spinología).
Por razones legales y de tiempo, la spinología no cuaja en Estados Unidos, donde se hace imposible ejercerla. Se hubiera necesitado mucho más tiempo y lucha para conseguirlo. Es en Europa, y concretamente aquí en Valencia, España, donde la spinología echa a andar, crece y se hace mayor.
En 1981, cuando llegamos los primeros y abrimos nuestros centros no había casi nada fuera del ámbito médico, solo había dos quiroprácticos en España. Hoy la historia es bien diferente, somos muchos en ambas profesiones los que estamos trabajando aquí.
Quisiera hablar del "concepto" de ajustarse regularmente la columna vertebral independientemente de como se sienta uno. Sé positivamente que hay un cierto número de quiroprácticos en todo el mundo con los que compartimos esta idea.
Normalmente, nos solemos convertir en amigos, nos ajustamos mutuamente, a veces comemos juntos e intercambiamos impresiones, nos invitamos a actos de las dos profesiones, en definitiva, que impera la amistad y camaradería.
A este tipo de quiroprácticos no les importa que nosotros no hayamos salido de alguna de sus escuelas; es más, se lamentan de haber tenido que emplear tantos años de sus vidas en estudiar materias que después no han utilizado nunca al trabajar con este enfoque no terapéutico.
Aquí tenemos el punto clave para nuestro encuentro y entendimiento, el concepto que compartimos. En spinología siempre hemos dicho a nuestra gente que este tipo de quiroprácticos son nuestros primos hermanos.
De hecho, algunos han hecho el curso de spinología en la escuela y han obtenido el Diploma que les reconoce como Spinologistas.
Los spinologistas siempre nos hemos basado en el respeto al hablar de la quiropráctica, incluso con aquellos que no comparten este enfoque y ejercen como lo que es por ley en USA la extensa mayoría de la profesión, profesionales encargados de ayudar a resolver problemas relacionados con la columna vertebral.
El hecho de que no compartamos ideas no es más que eso, que hacemos cosas diferentes.
En definitiva y en relación a la idea general de ambas profesiones:
- la formación es diferente
- la metodología de trabajo es diferente
- el funcionamiento de los centros es diferente
- las cuotas son diferentes y, sobre todo,
- el enfoque, en general es muy diferente.
Quiero que sirva este mensaje para hacer ver que, como un amigo mío me dijo en Estados Unidos, el doctor en quiropáctica Walter Giddings, "Recuerda siempre que tenemos más cosas en común que en contra".
Tras casi 34 años "metido" en la spinología, y como representante de nuestro colectivo quiero rectificar esta frase: "Recuerda que tenemos más cosas en común de las que pensamos y ninguna en contra".
Lo bueno de la sociedad en la que vivimos es la libertad de expresión y de elección. El usuario puede informarse y elegir donde ir. Si lo que encuentra es "el concepto" y le ayuda a cambiar su vida,...francamente, me da igual como se llame el profesional.
Recomiendo la visión de este vídeo en Youtube.

martes, 25 de mayo de 2010

El ajuste vertebral en todo su contexto

Antes que nada, deciros que siento no haber escrito nada en el blog durante un tiempo. Hay momentos del año en los que las necesidades de la escuela demandan mucho de mi tiempo.


El propósito de este esrito es haceros partícipe de la verdadera trascendencia del beneficio del ajuste vertebral en spinología.

¿Qué ocurre cuando el cuerpo adapta la fuerza suave y específica suministrada por un spinologista? ¿Qué ocurre de verdad en tu organismo cuando las interferencias en el sistema nervioso desaparecen? ¿Cuál es el alcance real del cambio producido en tu cuerpo?

Si nos quedáramos en la idea de que los dolores de espalda o problemas de salud mejoran, en que los síntomas se atenúan o dejan de molestarnos, no seríamos serios. Es cierto que estas cosas ocurren con o sin los servicios del spinologista. Este es uno de los múltiples potenciales que tenemos los seres humanos: la capacidad de auto-regeneración, la capacidad de curarnos.

Cierto es que cuando el cuerpo funciona mejor la persona en general está mejor, pero también es cierto que en la ecuación de la salud intervienen muchísimos otros factores aparte de tener la columna ajustada o desajustada.

Es muy simplista decir, por ejemplo:

- "condiciones que responden a los servicios del spinologista " y hacer una lista de las mismas en plan "resultados";

- "del mal estado de la columna vienen todos los males, tratémosla y resolvamos los problemas de salud de la persona";

- "esta vértebra tiene que ver con tal o cual órgano, si el órgano presenta problemas vayamos a buscar como está la vértebra en cuestión".


Una de las muchas cosas que estudiamos en spinología es como funciona nuestro cuerpo. Cuanto más sabes y entiendes acerca de la fisiología del mismo, más te reafirmas en su complejidad y exquisitez de diseño y funcionamiento.

Cuanto más entiendes el papel que juega el sistema nervioso en la vida, más te convences de lo importante que es para toda la persona no tener obstáculos en su trabajo de coordinación.

Cuanto más investigamos en los cambios negativos producidos por los desajustes vertebrales, mejor entendemos el concepto de constancia y mantenimiento.


Gracias a los trabajos de un doctor inglés de mediados del siglo pasado y de nombre "Parnell Bradbury", se supo que tras un ajuste vertebral aparecía en sangre un elemento que llamó "mediador químico" . Este compuesto se observó en todos las personas tras unos 30 minutos, aproximadamente, después de la sesión de ajuste. La característica de esta sustancia química era y es la de "euforizante".

En otras palabras, es un compuesto que sirve de mensajero y que, al estar presente en el riego sanguíneo, sirve de catalizador de procesos en todo el cuerpo para devolver el estado de homeostásis, es decir, de equilibrio y armonía en el mismo.

El efecto último se da, en cosecuencia, en todo el organismo. Es toda la persona la que está funcionando mejor y no solamente unas partes de la misma que podían estar afectadas.

Si los ajustes vertebrales se suceden de manera regular, el cuerpo está acostumbrado a estar en "su punto", y la constante es la vitalidad.

Este es el verdadero propósito de la profesión de spinología, el mantenimiento de la calidad de vida.

Siempre respetaremos el concepto terapéutico y a los terapeutas, pero hemos de dejar bien claro de cara a la sociedad que nuestro enfoque y el por qué de nuestro trabaj0 no es ésto precisamente, sino el mantenimiento de la vitalidad a través de ajustes vertebrales regulares.

Por esta razón hacemos tanto hincapié en que vengan familias enteras a nuestros centros. Es por ello por lo que trabajamos con equipos deportivos para optimizar su rendimiento; al igual que con empresas, con colectivos.
¡La spinología es para todos y especialmente para los niños!
En futuros artículos nos sumergiremos en aspectos de la profesión que aportarán más entendimiento y respeto de nuestro cuerpo. De momento, es necesario situar al efecto del ajuste vertebral en su verdadero contexto para deducir que es todo nuestro cuerpo el que se beneficia de la corrección de los desajustes vertebrales.





domingo, 7 de febrero de 2010



Gente diferente




¡Parece increíble lo que puede hacer el cuerpo para volver a su normalidad! Me refiero a lo que pasa cuando estamos "enfermos", es decir, no tan sanos. Estos días que no he escrito nada ha sido por esa razón, incluso he estado un día ausente de mi centro, cosa que ha sucedido 3 veces en casi 29 años de spinologista. Pero ya estoy aquí, y esta vez me ha venido la inspiración para hablar de ese tipo de personas que te encuentras en la vida que son diferentes de la gran mayoría.


He visto que se ha apuntado como seguidora una persona que conozco hace más de 25 años, que ha sido mi cliente junto con su madre, que pueden pasar años sin vernos por la distancia pero que da igual cuando la ves. El tiempo parece no haber transcurrido cuando la tienes delante de nuevo.


En 1983 vía a Manolita y a Antonia por primera vez. Venían del Puerto de Sagunto a Cullera para ajustarse todas las semanas con Miguel y Michelle Bolufer. En aquel tiempo, yo llevaba año y medio ejerciendo e iba frecuentemente a Cullera a ver a mis amigos y colegas.
Recuerdo el entusiasmo de Antonia al hablar de spinología con la gente, me llamó mucho la atención la capacidad de atracción de Manolita, y no os podéis imaginar la combinación de madre e hija. Es por esta razón por la que llevaron cientos de personas a Cullera.

Me acuerdo cuando me propusieron abrir un centro de spinología en su ciudad. Nos pilló la crisis de la reconversión industrial del 83, pero la verdad es que no importó mucho ya que Antonia y Manolita me "llenaron" el centro de personas, de familias en un número tal que veía cada día cerca de 100 personas.


Pero no creas que ahí quedaba todo, no que va. Tengo en mi memoria los tés o cafés con leche en casa de Antonia antes de empezar a trabajar. La estoy viendo allí sentada en su mesa del comedor, cosiendo o haciendo manualidades mientras me hablaba de toda la gente que había convencido esa semana o que iba a venir la próxima. Por otro lado, con Manolita me empezó a unir una amistad que nos hizo muy amigos y hasta la fecha.


Durante años, primero conmigo y después con el spinologista que tomó mi centro, estas dos personas estuvieron ayudando, hablando de spinología y trayendo gente a ajustarse sin parar.
Estoy convencido que han sido las personas que más clientes han llevado a centros de spinología.
Y lo hicieron de forma desinteresada, solo porque entendían que era bueno para todos.

Ahora solo está Manolita, su madre murió hace unos años.
Solo quería hacerles este tributo personal porque son gente diferente con un gran corazón que han sido importantes en mi vida y en la spinología. Si solo un 10% de la gente que vemos en nuestros centros hiciera la cuarta parte de lo que hicieron estas dos mujeres, no dariamos a basto de la cantidad de gente que veríamos todos los spinologistas.


La mayor satisfacción para mí siempre ha sido ver como tus propios clientes te envían familiares, amigos, compañeros de trabajo, de equipo deportivo, es decir, gente para que venga a ajustarse como ellos y disfrutar más de la vida.
Antonia y Manolita, gracias por todo y por ser como sois. Antonia no está pero sí está.




lunes, 4 de enero de 2010









¡Feliz año a tod@s!
Este es el primer mensaje de una serie que he preparado para dar a conocer más la spinología.
La spinología es especial y diferente. No tiene nada que ver con el trámite o protocolo terapéutico, es decir, aquello de "ven que en cuatro sesiones te quito el problema", o lo de "esto es medicina manual y natural".
Quiero comentaros lo que realmente ofrece mi/nuestra profesión. Ayer, hablando con un amigo publicista y experto en marketing, me dí cuenta que no es tan difícil hacer llegar el mensaje. Le contaba que estaba buscando una imagen nueva y real de la oferta de spinología.
Le dije que siempre hay demasiadas columnas vertebrales en la publicidad de los spinologistas, que eso da una imagen limitadísima de lo que hacemos y de los beneficios que conllevan ajustarse regularmente la columna. Fue entonces cuando me dijo:"vale creo que te cojo la idea; ¿qué tal la imagen de una persona levantando en brazos a un bebé? Seguro que con lo que vos hacés (es argentino) esa persona, que puede ser la madre o el abuelo del niño, puede hacerlo sin problemas. Si por lo que me contás esto es bueno para todo y para todos, si hablás de vitalidad,es esto lo que hemos de mostrar. La gente ha de ver la realidad final de lo que se puede llevar de vuestros servicios."
Exactamente es esto lo que debemos mostrar a la gente, lo beneficioso que resulta disponer de un cuerpo con un sistema de comunicaciones libre de interferencias. ¡Claro que esa persona va a poder levantar en alto a su bebé mejor!¡Claro que podemos disfrutar más de una película en el cine si no estamos pendientes de tal o cual zona de la espalda!¡Claro que podemos sentir más y mejor las emociones con un cuerpo y una mente equilibrados!¡Seguro que nos lo pasamos mejor practicando nuestro deporte favorito si mantenemos un cuerpo sin desajustes vertebrales!
Obviamente, el spinologista trabaja en la columna ayudando al cuerpo a corregir los desajustes vertebrales, eso no lo vamos a ignorar, pero lo hacemos con una finalidad. Es como si un dentista (que los hay) se anuncia con un logo que es una muela y un tornillo incrustado en ella. No resulta muy atractivo ¿verdad? Está claro que entre las funciones del dentista está la implantación de pernos a la hora de restaurar la dentadura dañada pero sería más atrayente otro tipo de logo menos realista.
La idea es dejar de lado el como para hacer más hincapié en el porque y lo que ganamos cuando recibimos los servicios del spinologista.
No creáis que es una estrategia de marketing nueva, que también, sino la realidad de nuestro trabajo:la gente vive mejor y más a gusto consigo misma.