Spinología, desde 1981

Bienvenid@s al mundo de la spinología, una forma de vida y una profesión especial

Spinologia - In touch va a ser la nueva vía de conexión entre todos los que tienen algún tipo de relación con la spinología. Spinologistas, usuarios de spinología, amigos, familiares y toda aquella persona que desee acercarse a conocer los detalles de esta filosofía de vida y profesión especiales.

Este blog está enlazado a www.spinologia.com


miércoles, 17 de agosto de 2011

Tener valor

Recuerdo cuando abrí mi centro de spinología en 1981. Tenía 23 años, acababa de llegar de Estados Unidos donde me había formado y disfrutado 2 años de mi vida, pero ahora empezaba el desafío.


Menos mal que en la última etapa del curso tuvimos el llamado "Practorium" equivalente al Practicum de las univerisdades españolas. Consistía en demostrarte a ti mismo y a tu profesorado que eras capaz de iniciar y gestionar satisfactoriamente tu centro de spinología. Utilizábamos las instalaciones de la escuela en Filadelfia y todo se concentraba en conseguir clientes para poder hacer las prácticas finales bajo supervisión. El protocolo era concertar una primera visita donde se le hacía la ficha personal, se le explicaba con detalle que era la spinología y en que se podían beneficiar ellos y sus familias, una primera sesión de ajustes de la columna vertebral y definir juntos el seguimiento y la cuota por los sercicios que iba íntegra a la escuela.


A partir de aquí tenías por delante unos 3 meses para ir viendo a tu gente dos veces por semana y cuando estabas preparado ya obtenías el Diploma de Spinología.


En mi caso, mis clientes pasaron a manos de otro compañero ya que volví a Valencia casi en seguida. Si me hubiera quedado allí, estos hubieran sido mi base inicial de usuarios de spinología.


En definitiva, el Practorium tiene como finalidad aplicar en la vida profesional real todos tus conocimientos adquiridos durante el curso, toda tu destreza en la aplicación de la técnica de spinología y tu eficacia en las comunicaciones con tus clientes.


La Escuela Europea de Spinología sigue con esta materia de la formación como spinologista. En España, los spinologistas pueden retener a sus clientes tras la finalización del Practorium ya que se suele hacer en lugares donde viven o se van a instalar. Hay spinologistas con centros acreditados por la escuela para supervisar a los estudiantes.


Bien, ahora viene lo de "tener valor". Valdano acuñó el término "miedo escénico" para referirse a lo que les pasa a bastantes equipos cuando van al Bernabeu. En spinología es normal que también haya cierto temor al principio ya que ahora ya no estás con tu supervisor, ni con tus profesores. Ahora estás tu solo/a recibiendo gente que se ha interesado por la spinología, que vas a tener que escuchar, evaluar como llega a ti, expicarle el concepto de la spinología estableciendo un diálogo explicativo, le has de convencer que lo que le ofreces es de lo mejor que puede recibir esa persona y su familia, le has de tocar la columna para identificar sus desajustes, le has de aplicar la técnica de spinología y le has de marcar la frecuencia de las sesiones y cobrar por lo que has hecho y/o vas a seguir haciendo.


No os podéis imaginar lo importante que es aplicar a rajatabla las indicaciones que damos en la escuela. Indiciaciones basadas en años de experiencia de un método de trabajo cuya eficacia está más que comprobada por profesionales desde hace más de 30 años.


Aquí radica el éxito inicial, en ser fiel a las enseñanzas recibidas y tener el valor sin ningún tipo de duda de aplicarlas.


Yo lo llevo haciendo desde el 1 de marzo de 1981. Mañana mismo tengo una primera visita concertada y os aseguro que haré lo mismo de toda mi vida profesional, ¿por qué? ¡Porque funciona!


Ejercer la spinología no es fácil, la gente viene con unas expectativas diferentes a tu oferta, la cual es mucho más amplia pero que hay que explicar. Se requiere de mucha conviccón y temple para llevar a cabo una 1ª visita y conseguir que empiece a ajustarse la columna regularmente.


La satisfacción del trabajo bien hecho no se puede comparar con la cantidad de dinero recién percibida. La sensación de haber sido fiel a tus principios y a tu formación es muy grata y lo más importante, te reafirma y te refuerza para las siguientes veces.

Y lo bueno es que cuantas más veces lo haces y lo sientes, más efecto positivo tiene.






Enrique Borredá

Director de la Escuela Europea de Spinología